Friedrich Jankoff – Circus

Si un lugar combinaba a la perfección miseria y elegancia, ese era el Circus. Me encantaba dejar caer mis huesos por aquel sitio. Nunca fue morada para triunfadores ni personajes carismáticos. La barra del bar sabía más de fracasos que cualquier psicólogo barato. Era la guarida de los perdedores, como así lo llamaban algunos. ¡Qué recuerdos! Nunca encontré un sitio en el que a las mujeres le importase más el bulto del trasero que el de la entrepierna.  Eso sólo pasaba en el Circus. Lástima que ahora sea una granja para descerebrados. Mientras enciendo un cigarro observo ese centenar de pieles putrefactas danzando al ritmo que su cerebro les dicta.  No debisteis hacerle esto a mi Bar, este era el único sitio en el que me sentía a gusto. Apenas le quedaba una calada al cigarro, disfruté de su final. Cuando ya no había más llama en su interior, lo arrojé sobre la cera. La gasolina hizo el resto.

Anuncios
Categorías: Friedrich Jankoff, Minirelato, Zombie | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Friedrich Jankoff – Circus

  1. weiss

    Briliant (not to be ironic)!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: