Fiebre Z

Nunca dejé de verlos como un recurso fácil. La mayoría de mis colegas habían caído en la tentación mientras yo me mantenía firme en mis principios. Incontables folios en blanco terminaron repletos de relatos de zombies. No se me ocurre peor final para un árbol. Lejana en mis intenciones estaba la idea  de leer algo sobre muertos vivientes, aunque fuese un microrelato. Lo que empezó pareciéndome literatura para principiantes es ya todo un género.  El que ha traspasado el papel para convertirse en la realidad de mis retinas. Mientras escribo estas líneas noto sus pasos en el exterior, vigilantes y sabedores de mi existencia. Mi intransigencia se ha convertido en la tumba y ellos, los que protagonizaban sus escritos, quienes me empujaron a su interior.

Anuncios
Categorías: Parada obligatoria | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Fiebre Z

  1. weiss

    Bueno éste 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: