Parada obligatoria (V)

Abrí corriendo la puerta que daba acceso al sótano de la tienda y comencé a bajar.  Peldaño tras peldaño me sentía más seguro. Mis músculos empezaban a relajarse y las pulsaciones volvían a la normalidad. Acostumbrado a lo peor, esto estaba siendo demasiado tranquilo para ser verdad. Ya estaba a punto de terminar el eterno tramo de escalera y de repente mi respiración se cortó. Tragué saliva y volví a mirar, no podía creer lo que estaba viendo, la pared estaba llena de sangre, confirmando mi teoría de no ser el primero en bajar esas escaleras, de nuevo se encendieron todas las alarmas.

Anuncios
Categorías: Minirelato, Zombie | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: