Trostornocturno

No sabía que permanecer aquí dentro iba a ser más duro que pelear cara a cara con ellos. No se me ocurre ninguna forma de hacerlos callar y por mucho que intente ignorarlos, siempre consiguen robar mi atención. Preferiría quedarme atrapado en los cantos de sirena que tentaron a Ulises antes que sufrir cada noche éste macabro concierto. Pensaba que lo tenía todo aquí dentro, pero me falta el silencio, ese que no ha vuelto desde que ellos aparecieron.

Anuncios
Categorías: Minirelato, Zombie | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: