Parada obligatoria

Teníamos que parar. Salir de la furgoneta no era plato de buen gusto para ninguno, pero menos lo era quedarnos tirados sin combustible en mitad de alguna carretera con esos monstruos tambaleándose cerca nuestra. El aspecto de la gasolinera no nos hacía presagiar nada bueno pero no teníamos otra opción mejor. Así que, por ésta vez, lo echamos a suertes.

Anuncios
Categorías: Minirelato, Parada obligatoria, Zombie | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: