Adrenalina

Aún noto la adrenalina correr por mis venas. He estado a escasos centímetros de convertirme en uno de ellos. El corazón me late con fuerza, parece que va a salirse de mi pecho. ¡Dios mío! No puedo quitarme de la cabeza su rostro bañado en la sangre de alguna de sus presas. ¡Qué cerca ha estado! He podido sentir la fuerza de su mandíbula, pero por suerte no me ha alcanzado.

Anuncios
Categorías: Minirelato, Zombie | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: